Inicio Noticias Categoría Misceláneas

ANGOLINA ES EJEMPLO DE VIDA Y SUPERACIÓN EN EL NORTE GRANDE

admin el 20-04-2016, visto 1102 veces 0
Article Image

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Viajó al norte son con un bolso, en cuyo interior habían sueños, esperanzas, ansias, pero también temores y con ganas de conquistar nuevos horizontes. Esta la historia de Jessica Muñoz, una angolina que pone cada vez más alto el nombre de las mujeres y sus capacidades laborales en un mundo machista y conservador.

Jessica es de esas mujeres que sorprende e impresiona no por su gran estatura o un cuerpo voluptuoso, sino más bien por su temple y valentía. Con poco más de un metro sesenta de estatura y 60 kilos, ha logrado dominar una de las más grandes bestias del norte de nuestro país: un Komatsu 830E, camión de extracción minera, el segundo más grande del mundo.

Comienzo

Hace poco más de cinco años que reside en Iquique y tres trabajando en el rubro de la minería, sus inicios fueron en labores administrativas, aunque su espíritu de superación la llevó a realizar cursos como el de maquinaria pesada, que realizó y aprobó óptimamente. Tras una postulación, logró quedar, no sin antes generar todo un proceso de aceptación al interior de la empresa.

Actualmente Jessica Muñoz trabaja a seis metros de altura, que es la altura de la cabina de este camión, cuyo máximo llega 14 metros con la tolva extendida. Con un peso de 250 toneladas y una carga máxima de 300 toneladas, pasa casi doce horas al día trasladando material del Cobre, perteneciente a gran minería chilena a tajo abierto, ubicada en el altiplano a cinco horas de Iquique para la compañía minera Teck Quebrada Blanca.

"Algo normal"

Según contó la propia Jessica Muñoz, “Para mí es algo normal. Yo creo que las mujeres no tenemos límites y estamos para grandes desafíos, sólo hay que atreverse y dar el primer paso. Si bien en este tipo de trabajos normalmente prefieren a los hombres por varias razones, entre ellas las que dicen relación con soportar el clima de esta zona que tiene viento, lluvia y nieve, nosotras las mujeres de a poco hemos ido demostrando que también somos capaces de soportar eso y que realizamos un trabajo serio y responsable”, manifestó Jessica.

Fue justamente en este constante demostrar que “nada le queda grande”, que los propietarios de esta compañía minera, de nacionalidad canadienses, la destacaron y premiaron por su constante espíritu de superación, su disponibilidad para con las labores de la empresa y sus capacidades, donde incluso fue entrevistada por una revista norteamericana. 

Superación

Por ahora, Jessica Muñoz aún, no sabe cuál será su próximo destino, aunque manifiesta estar tranquila en donde está actualmente,  no sabe cuánto más se va a desempeñar en este trabajo ni tampoco hacia donde la podría llevar en el futuro su espíritu aventurero.