Inicio Noticias Categoría Misceláneas

TRIBUNAL DE JUICIO ORAL DE ANGOL INAUGURA LA PRIMERA SALA DE DECLARACIÓN PARA NIÑOS, NIÑAS

admin el 25-08-2016, visto 907 veces 0
Article Image

 

 

En una ceremonia encabezada por la ministra de la Corte de Apelaciones de Temuco, María Elena Llanos y el juez presidente del Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Angol, Germán Varas, se inauguró la primera sala especial de toma de declaración de niños, niñas y adolescentes de la jurisdicción.

A la instancia -realizada el pasado 19 de agosto- asistieron jueces de los cuatro tribunales de la comuna de Angol, además de  la seremi de Justicia y Derechos Humanos, Claudia Lecerf; el prefecto de Carabineros de Malleco, coronel Iván Bascuñan, además de representantes del Servicio Nacional de Menores, de la Oficina de Protección de Derechos de la Municipalidad de Angol y de instituciones relacionadas al ámbito de la protección infantil.

La nueva dependencia fue bendecida por el presbítero de la parroquia Inmaculada Concepción de Angol  padre Sandro Leonelli, espacio que dado a conocer a los asistentes mediante una simulación y que posteriormente fue recorrido bajo la guía del administrador del tribunal, Marcelo Golombeck.

"Esta sala nos permite visualizar a los niños y adolescentes como sujetos de derecho, ya que al declarar en juicios orales, lo harán, a contar del día de hoy, en un entorno protegido, tal como lo señala la Convención de los Derechos del Niño, lo que nos permite –a los jueces- tener un relato directo, sin generarles estrés o revictimizaciones, en un espacio físico más amigable", explicó la ministra Llanos. “De esta manera, generamos un espacio protector para los niños, adolescentes y para sus familias, promoviendo su derecho a ser escuchado en juicio oral y respetado en su naturaleza de niño”, puntualizó.

Por su parte, el magistrado Germán Varas detalló que “contamos con un espacio físico, dotado de tecnología y ambientación adecuada acorde a las características etarias y psicológicas de los niños y adolescentes, que crea un entorno de confianza inherente a ellos, posibilitándonos a los jueces escucharlos, en un ambiente de protección y de acogida, más humano”.

Además, el juez Varas recordó que los magistrados han sido especialmente capacitados para el correcto uso de estas salas y para su interacción con niños, niñas y adolescentes, “lo que nos permitirá brindar un servicio judicial más sensible y seguro para los menores y dar garantías a sus familias”, concluyó.