Inicio Noticias Categoría Misceláneas

CUIDADO CON LA HIDRATACIÓN DE LOS NIÑOS ANTE NUEVA OLA DE CALOR

admin el 27-01-2017, visto 53 veces 0
Article Image

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tomar agua en cantidades suficientes es vital en todas las edades, pero más aún para los pequeños, que se deshidratan más rápido que un adulto. El nutricionista de Nestlé, Angelo Liberona, entrega algunos consejos para que el calor extremo que está sufriendo gran parte del país no afecte a los menores del hogar.

Cuando la Dirección Meteorológica de Chile ha emitido este martes 24 una alerta debido a la nueva ola de calor que está afectando a gran parte del territorio nacional (específicamente desde la región de Antofagasta hasta la de Los Lagos), con temperaturas sobre los 30° que incluso podrían llegar hasta los 38°, es más importante que nunca preocuparse de la adecuada hidratación.

Los bebés y niños pequeños son más vulnerables a sufrir deshidratación que los adultos, debido –entre otras razones- a que su cuerpo contiene proporcionalmente más agua que el de un adulto. Además pierden más líquido a través de la piel y sus riñones, al ser más inmaduros, excretan orina más diluida (con más agua) en comparación al de un adulto. Incluso, se debe tener en cuenta que es difícil para ellos comunicar la sensación de sed.

Entonces, cuando la Dirección Meteorológica de Chile pronostica temperaturas que podrían llegar a los 40 años en algunas regiones del país, y se prevé que este será uno de los veranos más calurosos de los últimos años, es imprescindible tomar todas las medidas que sean necesarias para mantener a nuestros niños hidratados y cuidar su salud.

Tanto para los menores como para todos los adultos, tomar agua suficiente, aún sin tener la sensación de sed, es indispensable para esto. El nutricionista de Nestlé, Ángelo Liberona comenta que “A menudo lo olvidamos, pero el agua es un macro-nutriente al igual que los carbohidratos, las  grasas y las proteínas. No entrega energía directamente a nuestro cuerpo, pero es esencial en todas las células y procesos que nos proveen de energía. Es por esto que el agua es un nutriente esencial”. Además, agrega, “el agua es el principal constituyente de nuestro cuerpo, presente a nivel de células, tejidos y órganos”.

La cantidad de agua en el cuerpo varía a lo largo de la vida y también puede variar según la composición corporal de cada individuo (ej. más masa muscular o más grasa), sin embargo, en términos generales podemos decir que un 75% del cuerpo de un bebé es agua, un 60% en el caso de los adultos y un 50% en adultos mayores. Consumirla sirve no solo para la distribución de otros nutrientes y elementos dentro del cuerpo, sino también para permitir la eliminación de desechos y regular la temperatura corporal a través de la transpiración.

Para incentivar el consumo de agua en los niños, algunos pequeños trucos pueden ser muy útiles. Por ejemplo utilizar frutas al servir el agua, porque todo entra por la vista. Cada vez que se sale de casa, llevar botellas con agua para no tener que comprar o depender de que haya un quiosco cerca. Otra buena práctica es que los papás den el ejemplo, tomando suficiente agua durante el día.

Cuánto es el consumo ideal de agua

El nutricionista de Nestlé comenta que algunos estudios han intentado estimar los requerimientos de agua para las distintas etapas de la vida, y es así como vemos que en Europa se sugiere

2-3 años è 1.3 L/día

4-8 años è 1.6 L/día

9-13 años è 1.9 -2.1 L/día

>14 años è 2 – 2.5 L/día

En mujeres embarazadas o que se encuentren en período de lactancia, los requerimientos pueden llegar hasta los 2.7 L/día.

Por otra parte, cualquier condición que genere un aumento de la temperatura corporal como por ejemplo, la práctica de alguna actividad física, fiebre o una alta temperatura ambiente, genera aumentos en la necesidad de agua. Por ejemplo, el requerimiento de agua para personas que viven en climas cálidos puede aumentar entre un 50 a 100% en comparación al promedio. De ahí la importancia de consumir la suficiente cantidad de agua cuando las temperaturas en nuestro país están alcanzando niveles históricos.

7 Tips para que tus hijos estén hidratados durante la ola de calor

¿Sabías que un niño se deshidrata más rápido que un adulto? Tomar agua en cantidades suficientes es vital en todas las edades, pero principalmente para los menores de edad. En la siguiente nota, Ángelo Liberona, nutricionista de Nestlé, entrega consejos para hidratar a tus hijos durante el verano. 

Los bebés y niños son más vulnerables a sufrir deshidratación, por eso requieren mayor preocupación aun cuando no manifiesten sensación de sed.

Para incentivar el consumo de agua en tus hijos, el nutricionista de Nestlé, Ángelo Liberona, entrega algunos tips:

¿Cuánta agua deben tomar los niños?

 

-           2-3 años 1.3 L/día

-           4-8 años 1.6 L/día

-           9-13 años 1.9 -2.1 L/día

-           14 años o más, 2 – 2.5 L/día

 

Ojo que en mujeres embarazadas o en período de lactancia, los requerimientos pueden llegar hasta los 2.7 L/día.

Mezcla el agua con un mix de frutas, ¡Todo entra por la vista!

Un gran truco es ofrecerles primero un vaso de su bebida preferida y a continuación un vaso de agua.

¡Utiliza saborizantes naturales! Echa en el agua unas gotitas de jugo de limón o naranja recién exprimido.

Cada vez que salgas de casa no te olvides de llevar botellas con agua, así no tendrás que comprar o depender de un quiosco.

Planifícate: Ten siempre en tu refrigerador la cantidad de agua que debe consumir durante el día. Puedes dividirlas en pequeñas porciones de 250 a 500ml. 

No olvides que eres el ejemplo para tus hijos, por lo que también es clave que tomes suficiente agua durante el día.