Inicio Noticias Categoría Política

LA OPOSICIÓN UTILIZÓ LA DISCUSIÓN DEL SUELDO MÍNIMO CON FINES POLÍTICO ELECTORALES Y NO PARA MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA DE LOS TRABAJADORAS DE NUESTRO PAÍS

admin el 30-08-2018, visto 591 veces 0
Article Image

El ministro del Trabajo y Previsión Social, Nicolás Mönckeberg, participó esta mañana en la inauguración del 11° Encuentro de Fomento, Capacitación y Servicio para la Micro, Pequeña Empresa y Emprendedores, donde además se refirió al rechazo al reajuste del salario mínimo en el Congreso.

En la instancia, el secretario de Estado señaló que "lamentablemente, hay algunos parlamentarios de oposición que no están usando la discusión de salario mínimo como un instrumento para mejorar la calidad de vida de los trabajadores más vulnerables, sino para atacar al gobierno y perjudicarlo" y agregó que no es correcto "usar el sueldo de los trabajadores más modestos de Chile para hacer política ni con afanes político-partidistas".

En cuanto a la tramitación del proyecto, el titular de Trabajo explicó que "ayer, la Cámara de Diputados rechazó el segundo reajuste más alto desde el año 2000 a la fecha, sencillamente porque querían que durara hasta vísperas de la elección municipal de 2020. Para ellos fue más importante usar la discusión del sueldo de los trabajadores con fines políticos electorales, que para mejorar la calidad de vida de los trabajadores y trabajadoras de nuestro país".

La propuesta del Gobierno incrementaba el sueldo mínimo en forma inmediata desde $276 mil a $286 mil y en marzo de 2019 a $301 mil. Ello equivale a un reajuste superior al 9%, más de 3 veces el reajuste promedio del último gobierno de la Presidenta Bachelet. Adicionalmente, en marzo de 2020 se contemplaba un piso mínimo de $317 mil, que podría llegar incluso a los $320 mil si el crecimiento actual de la economía se mantiene.

El ministro del Trabajo también hizo un llamado a la oposición, para que deje atrás los bloqueos políticos: "Yo creo y conozco a muchos parlamentarios de oposición que ayer no estuvieron cómodos rechazando este reajuste y a ellos apelo, para que el espíritu constructivo sea el que prevalezca en las próximas semanas. Porque no podemos permitir que por aspiraciones electorales, se rechace un reajuste como el que hemos planteado. Eso no corresponde, no es justo y esperamos que recapaciten y piensen en los trabajadores", dijo.

Respecto a la utilización del veto presentado en esta tramitación, el jefe de la cartera enfatizó que se trata de una crítica sin fundamento, porque la Presidenta Bachelet autorizó el veto más del doble de veces que el Presidente Sebastián Piñera. Asimismo, explicó que "se trata de un instrumento que hoy día existe en nuestra legislación y, antes de utilizarlo, nosotros agotamos todos los medios de acuerdo. De hecho, llegamos con una propuesta acordada en la Cámara de Diputados con dos bancadas". Y agregó que "la propuesta que presentó el Gobierno -ya sea anualmente o bianualmente- es la segunda más alta que ha tenido nuestro país desde el año 2000 hasta la fecha".

En cuanto a la nueva propuesta que enviará el Gobierno, el ministro Mönckeberg explicó que "vamos a agotar todos los esfuerzo necesarios para que nuestros trabajadores no se queden sin reajuste y, por lo mismo, esperamos que no prime el afán revanchista de algunos y para eso promoveremos el diálogo y el espíritu de colaboración".