Inicio Noticias Categoría Crónica

VOLUNTARIA DE BOMBEROS ACCIDENTADA DEBIÓ SER TRASLADADA A TEMUCO ANTE LA LENTA RESPUESTA DE SALUD EN ANGOL

admin el 20-03-2019, visto 53 veces 0
Article Image

Una lamentable situación es la que debió vivir la voluntaria del Cuerpo de Bomberos de Angol, Jacqueline Mardones, perteneciente a la Cuarta Compañía de Bomberos de Huequén, quien sufrió una fractura en una de sus piernas durante el combate del fuego en el incendio que la tarde de este lunes afectó al sitio eriazo conocido como el "pozo lastre".

CAIDA

En esta ocasión, la voluntaria, al realizar una maniobra propia de este tipo de emergencias, se enredó con una de las mangueras que estaban utilizando, torciéndose uno de sus pies, cayendo al piso. Según los testigos del hecho, el dolor fue inmediato, por lo que la mujer fue trasladada hasta el servicio de urgencia del Hospital de Angol, donde se le realizaron los primeros exámenes.

Hernán Torres, superintendente del Cuerpo de Bomberos de Angol, criticó la lentitud de los procesos en el centro de salud angolino, por lo cual debieron trasladar a la afectada, con sus propios medios hasta Temuco.

FRACTURA

"Nosotros llevamos a nuestra voluntaria hasta el hospital para que la examinaran. Allí la atendieron y la derivaron hasta un traumatólogo. Tras solicitar hora para el traumatólogo nos dijeron simplemente que no había, dejando a nuestra voluntaria a merced de su suerte. Debido a esto, decidimos su traslado hasta la ciudad de Temuco en una ambulancia institucional a la Asociación Chilena de Seguridad, desde donde fue derivada a la Clínica Alemana para ser operada por una fractura de tibia y peroné", explicó Torres.

La máxima autoridad de bomberos de la comuna, hizo presente su molestia, manifestando que "nuestros voluntarios arriesgan su vida y exponen su integridad física en cada emergencia y yo no puedo estar esperando que tras un accidente me la vea un médico en un mes más. Cuando a nosotros nos llaman a un incendio nosotros no le decimos a la gente, sea quien sea, "aguante el fuego un mes más que no tengo voluntarios", nosotros necesitamos un mínimo de garantías con nuestra gente", sentenció.

TRADICION

Jacqueline Mardones, quien vive en la población El Vergel de Huequén, es además miembro de una familia de cinco personas, las cuales todas son o han sido voluntarios de bomberos, por lo que, según aseguró Torres, se merece todas las garantía y el respeto de la institución.