Inicio Noticias Categoría Crónica

CONOCIDO COMERCIANTE ANGOLINO SE ENCUENTRA GRAVE TRAS SER ATROPELLADO EN LA AVENIDA O’HIGGINS

admin el 09-04-2019, visto 55 veces 0
Article Image

En estado grave, internado en el Hospital de Temuco se encuentra el conocido comerciante angolino Carlos Barrientos, hijo de los dueños del ex Vergelito, quien la noche de este sábado fuero atropellado por un vehículo en la avenida O higgins de Angol.

El hecho ocurrió aproximadamente a las 22:30 horas, cuando Barrientos cruzaba la calle por un paso peatonal habilitado en la intersección de las calles Maipú con la avenida O Higgins. En ese momento fue impactado violentamente por un automovilista del cual se desconocen mayores antecedentes ya que el sujeto se dio a la fuga en dirección desconocida.

ATROPELLO

El mayor Eduardo Rosales Hernández, comisario de Angol, aseguró que "el pasado sábado, mientras la víctima cruzaba por un paso peatonal de calle Maipú con la avenida, fue arrollado por un automovilista, el cual no detuvo su marcha producto del accidente, ni menos prestó ayuda a la víctima. Tras conocer nosotros de la situación nos trasladamos al lugar para llevar a cabo las pericias propias del procedimiento, logrando establecer que las cámaras existentes no estaban apuntando al sitio del accidente en el momento en que éste ocurrió, por lo que no existen registros, pero se está analizando las otras cámaras e imágenes que permitan establecer el vehículo que pasó por el lugar a la hora de ocurrido el atropello y así dar con el responsable. La víctima resultó con heridas de gravedad y fue trasladado a Temuco", explicó.

ILUMINACIÓN

Cabe señalar que en ese lugar existe un paso peatonal cuya iluminación es muy precaria, lo que ha generado más de un atropello en los últimos años.

Asimismo es bueno recordar que la Ley Emilia aumenta las penas para los conductores que, en estado de ebriedad o no, se den a la fuga tras ser responsables de un accidente y no presten ayuda a las víctimas, independiente si ésta fallece o permanece con vida, como en el caso de lo ocurrido con Carlos Barrientos.