Inicio Noticias Categoría Misceláneas

UNAP SEDE VICTORIA REALIZA CEREMONIA DE INVESTIDURA DE LA CARRERA DE ENFERMERÍA

admin el 17-05-2019, visto 61 veces 0
Article Image

La ceremonia de investidura de Enfermería marca un punto importante en el camino formador de los estudiantes, simbolizando el inicio de sus prácticas clínicas y la primera vez que vestirán su uniforme, portando la toca, en el caso de las mujeres, y la piocha institucional para los hombres, elementos que no solo representan a la Universidad, sino que también implican una importante responsabilidad tanto para su profesión como para su Casa de Estudios.

En el marco de tan relevante iniciación, 34 universitarios de segundo año fueron los protagonistas de este importante evento, efectuado en el Gimnasio de la Universidad Arturo Prat frente a padres, apoderados y emocionados familiares, contando también con la participación del Director de la Sede Victoria, Mario Navarro; la Directora de Vinculación y Extensión, Cinthia Muñoz; la Jefa de la Unidad de Docencia, Carmen Gloria Muñoz; el Jefe de la carrera, Mauricio Burgos y académicos de Enfermería, además de la Subdirectora Gestión del Cuidado del Hospital San José de la comuna, Lorena Retamal.

Tras el ingreso de los futuros enfermeros, y luego de entonar el Himno nacional, el evento inició con discursos por parte del Director de la UNAP, quien destacó la importancia del hito que marca esta ceremonia, entregando sus felicitaciones por el esfuerzo a los estudiantes y a sus familias, haciendo énfasis en la gran responsabilidad de la Universidad en la formación de profesionales que manejen el conocimiento actualizado y con un sentido ético del deber, al igual que del Jefe de la carrera, quien se refirió al significado tanto de la investidura como de cada uno de los símbolos presentes en el uniforme de los alumnos, además del inicio de las prácticas clínicas en los diversos centros asistenciales.

Luego de un número a cargo de la agrupación musical Auftakt, la ceremonia llegó a su punto principal con la entrega de la toca y de la piocha institucional a cada uno de los estudiantes de la mano de sus docentes, continuando con el tradicional encendido de velas, símbolo que recuerda a la mentora y máxima inspiración de la Enfermería, Florence Nightingale, representando también la claridad y conocimientos que se requieren en todos los actos del cuidado, prosiguiendo con el juramento de la profesión, leído por el Jefe de carrera Mauricio Burgos y repetido por cada uno de los futuros enfermeros ya investidos.

El evento también contó con reconocimientos a estudiantes destacados por su compañerismo y compromiso con los valores de la profesión, como Elisabeth Salazar y Belén Triviño, respectivamente. "No me lo esperaba, cuando dijeron mi nombre estaba un poco impactada, aprecio el cariño de mis compañeros", aseguró Elisabeth Salazar, junto con destacar que esta ceremonia representa "un paso más, es estar con este sentimiento de que ya somos enfermeros en formación porque ahora vamos a prácticas, vamos a estar más cerca de la gente, que ya estamos por salir de la Universidad y por las alas que nos dio la UNAP. Es el principio de esta gran etapa", indicó la joven.

"Se siente felicidad, es una recompensa por todo el sacrificio que llevo en los dos años de carrera", señaló Belén Triviño tras recibir el premio por sus valores de compromiso constante, respeto y responsabilidad hacia sus pares y docentes, comentando su sentir frente al inicio de las prácticas clínicas. "Más que nada nervios, ansiedad de poner en práctica luego los conocimientos que se nos han dado en la Universidad". Según Mauricio Burgos, la realización de esta instancia representa "para nosotros, como docentes, un momento muy significativo, y para nuestros estudiantes, que recién comienzan sus prácticas clínicas y visten su uniforme, es algo grande, tanto para ellos como para sus familias el ver el esfuerzo y la dedicación, y hoy día, en esta ceremonia, se cumplen sus sueños y comienza una nueva etapa", señaló el Jefe de carrera.

La investidura tuvo su momento cúlmine con el discurso de la estudiante María Francisca Cáceres, quien habló en representación de sus compañeros de segundo año, refiriéndose al sacrificio de estar lejos del hogar y la necesidad por ello de esforzarse cada día más para alcanzar sus metas, agradeciendo a sus familias, pares y profesores, aprendiendo a ser mejores personas y profesionales. De este modo, los futuros enfermeros marcaron un hito importante en su camino formador, sintiendo el apoyo de sus familiares y de la Universidad Arturo Prat, y a quienes deseamos la mejor de las suertes en este nuevo proceso.