Inicio Noticias Categoría Cartas/Denuncias

PADRE GUILLERMO ROJAS DIO A CONOCER MEDIDAS DEL OBISPADO DE TEMUCO POR COVID-19 A LA COMUNA DE ANGOL

admin el 20-03-2020, visto 210 veces 0
Article Image

Padre Guillermo Rojas Rodríguez, Presbítero párroco de la Parroquia Cristo Rey de Angol y Administrador Parroquial de la Iglesia Inmaculada Concepción, dio a conocer Comunicado del Obispado de Temuco, a nuestro medio, invita a todos los feligreses a seguir con mucha atención las indicaciones , medidas de cuidado y restricción que la autoridad disponga ya que estamos en estado de emergencia Sanitaria y a la vez unirnos todos en oración , pedir a Dios que nos cuide y proteja .

Medidas del Obispado de Temuco por Covid-19.

1. Todos los fieles de nuestra Diócesis San José de Temuco, a partir del próximo Domingo 22 de marzo quedan dispensados del precepto dominical mientras dure la actual situación de crisis.

2. Se solicita encarecidamente a los fieles seguir la misa por radio, televisión y/o internet, también invitamos a hacer la comunión espiritual, como medio de santificación y de unidad eclesial y a leer y meditar el evangelio diario disponible en nuestro sitio web.

3. Desde , lunes 16 de marzo de 2020, se pide a los sacerdotes que la eucaristía diaria –incluida la dominical- se celebre en grupos reducidos, evitando aglomeraciones y grupos grandes. Si el sacerdote, junto al Consejo Pastoral, lo considera prudente, podrán decidir realizar la celebración de forma privada. Según la evolución de la crisis, estas medidas podrían modificarse, llegando incluso a la suspensión temporal de la celebración pública de la misa.

4. Como una forma de ayudar a rezar en familia la diócesis entregará subsidios a través del sitio web del obispado.

5. En cuanto a bautizos y matrimonios ya programados, y que no se puedan posponer, pedimos que se realicen en grupos pequeños y siguiendo las directrices de las autoridades sanitarias. Los que no estén programados, solicitamos que se reagenden hasta superar la crisis.

6. En relación a los velorios, invitamos a las comunidades a seguir prestando este servicio con acogida y disposición. También pedimos que los responsos se celebren de una manera simplificada y en grupos pequeños, siempre en diálogo con las familias, proponiéndoles hacer la misa de funeral cuando la situación se normalice.

7. Para todos los demás sacramentos, se pide a los ministros aplicar la prudencia pastoral, siempre en contacto con los fieles y proponiendo, cuando sea posible, celebrarlos más adelante.

8. Como medida de prudencia la celebración de la Fiesta de San José, programada para el día viernes 20 de marzo a las 19:30Hrs., en la Iglesia Catedral se suspende; en dicha celebración varios hermanos de la escuela al diaconado permanente, realizarían el Rito de Adminsión y recibirían el Ministerio del Lectorado, esta celebración se pospone hasta nuevo aviso. Invitamos a las comunidades a intensificar nuestra oración.

9. Informanos además que la festividad de San Sebastián en Perquenco, Angol y Lonquimay, se suspenden en virtud de las medidas antes señaladas. De igual forma, todos aquellos lugares de culto masivo, deben adoptar las mismas medidas de prevención.

10. Se deben suspender temporalmente las catequesis presenciales, como también charlas, encuentros formativos, conferencias o eventos de carácter similar, en templos y dependencias diocesanas y parroquiales, sugerimos establecer una atención parcial de la oficina parroquial.

11. Se invita a tener abiertos los templos para que todos los fieles que lo deseen puedan orar personalmente, y para que se atienda a las personas que por razones de fuerza mayor lo requieran.

12. Se pide a los sacerdotes y ministros estar especialmente disponibles para atender a los enfermos, haciéndolo con prudencia, evitando así ser agentes de contagio.

13. Respecto de las celebraciones de Semana Santa, el Obispado de Temuco comunicará próximamente la forma de proceder y celebrar el Misterio Pascual.

14. Nuevamente pedimos a todos respetar rigurosamente las indicaciones que vaya anunciando el Ministerio de Salud y los organismos de Gobierno. Respecto a situaciones o consultas pastorales específicas, les pedimos escribir al mail: vicariapastoraltco@gmail.com

15. El Departamento de Comunicación del Obispado (DECOS), irá actualizando la información en la medida que se requiera.

Animamos vivamente a toda la comunidad eclesial a hacer oración pidiendo por el pronto restablecimiento de los enfermos; también pidamos por los médicos y científicos, para que puedan encontrar pronto una cura para esta enfermedad y sus consecuencias, hacemos un llamado a vivir de manera activa la Esperanza cristiana, para poner en Dios y confiar en su Gracia y su Misericordia.

Hagamos nuestra la oración con el salmo que nos propone la Liturgia de las Horas, en el rezo de Completas.

Salmo 91 - A LA SOMBRA DEL OMNIPOTENTE.

Tú que habitas al amparo del Altísimo,

que vives a la sombra del Omnipotente,

di al Señor: «Refugio mío, alcázar mío.

Dios mío, confío en ti.»

Él te librará de la red del cazador,

de la peste funesta.

Te cubrirá con sus plumas,

bajo sus alas te refugiarás:

su brazo es escudo y armadura.

No temerás el espanto nocturno,

ni la flecha que vuela de día,

ni la peste que se desliza en las tinieblas,

ni la epidemia que devasta a mediodía.

Caerán a tu izquierda mil,

diez mil a tu derecha;

a ti no te alcanzará.

Tan sólo abre tus ojos

y verás la paga de los malvados,

porque hiciste del Señor tu refugio,

tomaste al Altísimo por defensa.

No se te acercará la desgracia,

ni la plaga llegará hasta tu tienda,

porque a sus ángeles ha dado órdenes

para que te guarden en tus caminos;

te llevarán en sus palmas,

para que tu pie no tropiece en la piedra;

caminarás sobre áspides y víboras,

pisotearás leones y dragones.

«Se puso junto a mí: lo libraré;

lo protegeré porque conoce mi nombre,

me invocará y lo escucharé.

Con él estaré en la tribulación,

lo defenderé, lo glorificaré;

lo saciaré de largos días,

y le haré ver mi salvación.»

Gloria al Padre, y al Hijo,

y al Espíritu Santo.

Como era en el principio,

ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.