Inicio Noticias Categoría Cartas/Denuncias

CONFUSA SITUACIÓN ESTA VIVIENDO FAMILIA ANGOLINA POR CASO CONFIRMADO DE CORONAVIRUS

admin el 13-04-2020, visto 16067 veces 0
Article Image

Carlos Riquelme, angolino de 56 años de edad, es uno de los últimos confirmados de ser portador de COVID – 19 en Angol. Así lo comunicó su hermano , quien junto con informar la situación a la prensa, denunció varias irregularidades ocurridas en torno al caso de su hermano, siendo la más grave que el contagio se habría producido al interior del hospital de Angol, mientras su hermano estaba internado por una afección distinta.

Molesto y confundido, Riquelme Oñate, relató que su hermano había llegado el jueves 26 de marzo producto de una infección a raíz de una antigua intervención coronaria a la que fue sometido. "Desde esa fecha no lo hemos podido ver, solamente hemos tenido información vía telefónica y no tuvimos ningún contacto con el… Ahora estamos muy preocupados ya que el día sábado, nos llamaron desde el hospital y nos informan que fue sometido al examen de Covid-19 y salió positivo" sostuvo Riquelme.

Al ser consultado sobre la forma de contagio y si ellos como familia sospechaban que pudo haber contraído el virus previo a su hospitalización, el hermano del afectado fue categórico en manifestar que al hospital había entrado sin estar enfermo de Covid-19.

"Por la fecha que ingresó hospitalizado a la UTI, lo más probable es que se haya contagiado ahí. Ningún doctor se ha acercado a nosotros a darnos una explicación y lo que sabemos que en este minuto se encuentra en el hospital nuevo y en estado grave y por lo que hemos logrado averiguar, ya que es muy escasa la información que nos han entregado, en cualquier momento podría pasar algo grave con él…" comentó visiblemente afectado el hermano de Carlos.

Lo más preocupante para esta familia, es que junto a la escasa información recibida, se han producido una serie de situaciones inexplicables ya que en la mañana de ayer domingo al acercarse a solicitar antecedentes sobre el estado de salud de su familiar, se les habría comunicado que no había ningún paciente llamado Carlos Riquelme.

Si lo anterior resulta sorprendentemente grave, la situación empeoró mucho más cuando una llamada telefónica a la hermana de Carlos Riquelme de parte de una funcionaria del Servicio de Salud Araucanía Norte, se les consultaba por el estado de salud del paciente, ya que sus registros indicaban que había sido remitido a realizar cuarentena en su domicilio y que además estaba inscrito como funcionario del hospital de Angol, información que no concuerda debido a que el afectado se desempeña en otras funciones laborales.

Al cierre de esta nota, fuentes al interior del hospital local, informaron que producto de esta situación se debió suspender la atención de la UTI para llevar a cabo las acciones correspondientes a prevenir mayores contagios al interior del principal dentro asistencial de Malleco.