Inicio Noticias Categoría Misceláneas

FAMILIA ANGOLINA RECIBIO A SU HIJA EN MODERNA SALA DE PARTO INTEGRAL DEL HOSPITAL DE ANGOL

admin el 22-10-2020, visto 5 veces 0
Article Image

Se trata de 3 amplias y cómodas salas de parto integral donde las embarazadas de término pueden tener trabajo de preparto, parto, recuperación y atención inmediata al recién nacido en una misma sala.

Las salas son espaciosas, cuentan con baño exclusivo, camilla articulada para que la madre en trabajo de parto pueda optar por la posición más cómoda, y otros elementos de apoyo para facilitarlo como una barra removible que se ancla a la camilla, y balones para esferodinamia (técnica de trabajo con balón que acorta los tiempos de dilatación).

La gran ventaja de esta modalidad es que además de estar atendidos por un equipo profesional multidisciplinario compuesto por Matrona o Matrón, Técnicos, Médico Obstetra, la madre puede estar acompañada durante el proceso por su pareja, para fortalecer la triada padre madre e hijo, puede comer o beber líquidos, y moverse con libertad y de acuerdo a sus tiempos, siendo apoyada y observada constantemente por el equipo especialista.

Además las salas de parto integral están ubicadas estratégicamente en el primer piso cercano al pabellón central (en el caso de la necesidad de una cirugía de urgencia); cuentan con cunas radiantes para recibir al recién nacido, las que cuentan con sistema de reanimación neonatal (neo puff) en el caso que el recién nacido requiera este tipo de maniobra.

Primer nacimiento en Angol

El día domingo 18 de octubre nació Samantha Godoy, la primera bebé recibida en las salas de parto integral del hospital, su madre la Sra. Daisy Lagos comentó su inmensa alegría por la grata experiencia que tuvo en el parto junto a su pareja Ronald Godoy, y describió las diferencias entre un parto tradicional y la experiencia de la atención del parto integral "hay grandes diferencias, la verdad que todo el trabajo de parto se facilita en esta modalidad, hay más relajo, tranquilidad y uno tiene la libertad de poder caminar, moverse y estar de la forma en que uno se sienta más cómoda, muy distinto a la postura tradicional recostada en camilla. El parto de mi hija fue un lindo proceso, cómodo y también más rápido, además estuve acompañada y apoyada en todo momento".

Se trata de 3 amplias y cómodas salas de parto integral donde las embarazadas de término pueden tener trabajo de preparto, parto, recuperación y atención inmediata al recién nacido en una misma sala.

Las salas son espaciosas, cuentan con baño exclusivo, camilla articulada para que la madre en trabajo de parto pueda optar por la posición más cómoda, y otros elementos de apoyo para facilitarlo como una barra removible que se ancla a la camilla, y balones para esfero dinamia (técnica de trabajo con balón que acorta los tiempos de dilatación).

La gran ventaja de esta modalidad es que además de estar atendidos por un equipo profesional multidisciplinario compuesto por Matrona o Natrón, Técnicos, Médico Obstetra, la madre puede estar acompañada durante el proceso por su pareja, para fortalecer la triada padre madre e hijo, puede comer o beber líquidos, y moverse con libertad y de acuerdo a sus tiempos, siendo apoyada y observada constantemente por el equipo especialista.

Además las salas de parto integral están ubicadas estratégicamente en el primer piso cercano al pabellón central (en el caso de la necesidad de una cirugía de urgencia); cuentan con cunas radiantes para recibir al recién nacido, las que cuentan con sistema de reanimación neonatal (neopuff) en el caso que el recién nacido requiera este tipo de maniobra.

Primer nacimiento en Angol

El día domingo 18 de octubre nació Samantha Godoy, la primera bebé recibida en las salas de parto integral del hospital, su madre la Sra. Daisy Lagos comentó su inmensa alegría por la grata experiencia que tuvo en el parto junto a su pareja Ronald Godoy, y describió las diferencias entre un parto tradicional y la experiencia de la atención del parto integral "hay grandes diferencias, la verdad que todo el trabajo de parto se facilita en esta modalidad, hay más relajo, tranquilidad y uno tiene la libertad de poder caminar, moverse y estar de la forma en que uno se sienta más cómoda, muy distinto a la postura tradicional recostada en camilla. El parto de mi hija fue un lindo proceso, cómodo y también más rápido, además estuve acompañada y apoyada en todo momento".