Inicio Noticias Categoría Cartas/Denuncias

HISTORIA LABORAL DEL PROFESOR ISMAEL JESÚS YAÑEZ SEPULVEDA

admin el 27-05-2021, visto 179 veces 0
Article Image

Mi historia laboral comienza al estar cursando la carrera de pedagogía en física en la prestigiosa universidad de Chile de la ciudad de Temuco, pero por motivos familiares en mi matrimonio, me vi en la necesidad de congelar los estudios para incorporarme al campo laboral y de esta forma aportar económicamente en la constitución de mi hogar matrimonial.

Fue de este modo que solicité trabajo en la dirección provincial de educación, ubicada en Ilabaca, esquina Caupolicán de la ciudad de Angol. Allí fui atendido por el secretario provincial Don Obdulio Valdebenito, el cual me ofreció un reemplazo en la escuela "La Esperanza", que en ese entonces se ubicada a 46 km hacia la cordillera de Nabuelbuta. Posteriormente se me ofreció a adentrarme aún más a la cordillera en la escuela Vegas de Pichipehuén a 64 km de Angol, en donde si bien no existía una escuela física, pudimos contar con un espacio ya que un propietario de un fundo Don José Andrés Cea Benavides, ofreció parte de su propiedad (Galeria) para poner en funcionamiento un establecimiento educacional y además un lugar para la estadía del profesor y su familia. Anteriormente se había ofrecido esta instancia a otros profesores los cuales por diversos motivos no lograron permanecer en el trabajo tanto por razones geográficas como por otros proyectos laborales, situación que permitió que Don José gestionara por intermedio de la dirección provincial el destinamiento de mi persona como docente del lugar que él tenía.

Cuando llegué a hacerme cargo del establecimiento, lo primero que realicé como director fue organizar el funcionamiento de la escuela, distribución de los espacios físicos, equipamientos de la sala, lugar para la alimentación y presentación de mi proyecto educativo a los integrantes de la comunidad mediante mi primera reunión de apoderados. Posteriormente a todo esto Don José donó media hectárea de terreno que junto a los aportes de la provincial de educación en planchas de Zinc y la entrega de maderas por parte de los apoderados, se pudo construir un colegio que cumpliera con todas las normas pertinentes para impartir las clases y lograr la independencia tanto anhelada, esta construcción tuvo una duración aproximada de 1 año y medio en espacios forrados con tablas y madera bruta chilena, sin división por dentro, todo realizado con maestros del lugar bajo mi completa supervisión. Así trabaje por varios años hasta lograr construir la casa del profesor bajo las mismas condiciones mencionadas con anterioridad pero que con el paso del tiempo permitieron generar las divisiones de las salas, la casa habitación y el piso del lugar.

En el año 1981 fuimos traslados como educación municipal, para que en el siguiente tuviéramos una visita sorpresiva del señor gobernador provincial de Malleco, Don Manuel Rodríguez Veliz, Junto con el señor alcalde Don Federico Rioseco García, quienes pudieron visitar y comprobar la estructura del establecimiento educacional, constatando las falencias que existían para poder aportar con nuevos materiales que permitieran mejorar las condiciones tanto de la escuela como de la casa del profesor. Posteriormente se consiguieron nuevas medias aguas para la incorporación de un nuevo profesor que pudiera ayudar en la realización de las actividades escolares considerando que había una matrícula de casi 69 alumnos.

Mas adelante con un lugareño del sector Don Nolberto Fernández Fernández, recorrimos a caballo por todas las escuelas de la zona para formar los comités venicinales de Loma del toro, Maitenrehue, Cerro Negro, Cerro de Piedra y Pichipehuen, para trabajar en los arreglos del camino, desde las casas de Maitenrehue a Pichipehuen, caminos que eran de tierra y que en tiempo de invierno eran desastrosos, en los cuales solo se podían trasladar a caballos y en carretas tiradas por bueyes(La locomoción solo llegaba hasta la posta de Mainterehue). En cada sector se contrato gente por el plan empleo mínimo con el fin de salir a trabajar dos o 3 días a la semana, reparando el camino, haciendo alcantarillas, mientras que la gente de pichi pehuén se dedicó a hacer canogones para dichas alcantarillas que hacían gracias a los vecinos que tenían robles adaptadas para cada fin, todo bajo supervisión mía. Gracias a esto se logró reparar gran parte del camino haciendo posible generar un recorrido más extenso hasta el puente de las Ánimas lo que facilito la movilidad y aprovechamiento del tiempo, posteriormente y con aportes de vialidad se logró drenar y ripiar el camino hasta el cerro de piedra, mejorando aun ampliar más el recorrido de la locomoción.

En el puente que estaba en cerro de piedra llamado puente la Unión, estaba en mal estado lo que llevo a reconstruirlo con material más sólido específicamente de concreto, todo con aportes de la comunidad de Pichipehuen quienes aportaron basas de pellín y los aportes de vialidad. La inauguración se llevo a cabo con la presencia del Señor gobernador Manuel Rodríguez Veliz el alcalde de ese entonces y los alumnos de pichipehuen y cerro de piedra, incluyendo la banda instrumental del regimiento Usares de Angol.

Volviendo a lo mencionado en mis inicios académicos, tomé la decisión de regularizar mis estudios de pedagogía para completar mi proceso en la obtención del título de docente, situación por la cual me inscribí en la universidad católica de Temuco , logrando asistir los días viernes y sábados ya que el tiempo restante tenía que trabajar en la escuela antes mencionada, esto me significó viajar toda la semana durante dos años, con mucho sacrificio, recorriendo 64 kilómetros a pie, y rara vez en moto, cuando algún amigo me trasladaba, los regresos al trabajo los días domingos fue un gran sacrificio a pie de Angol a vegas pichipehuen recorriendo a pie 12 a 14 horas de camino, que a pesar de lo duro me permitió obtener mi título de profesor de educación general básica.

Después de haber trabajado 14 años en la escuela de Pichipehuen fui trasladado a Chanleo el primero de marzo de 1990, en donde fui recibido por toda la comunidad escolar alumnos y apoderados que ya me conocían por mi trayectoria laboral, incluso por Don José Andrés Cea Benavides, quien fue el que me solicitó en un inicio a trabajar en la escuela de pichipehuen.

De la misma forma comencé a trabajar en la parte educativa en conjunto con la comunidad vecinal, de la cual me integre inmediatamente con el fin de mejorar el camino y puentes de chanleo y las araucarias en los fines de semana.

En estos 20 años en Chanleo me preocupe del traslado de la sede social que se encontraba en Vegas Blancas funcionando con el nombre de Chanleo, y los vecinos de vegas blancas tuvieron que formar una nueva directiva quedando con el mismo nombre mientras sacaban la personalidad jurídica, hoy junta de vecinos N° 35 de Vegas Blancas, mientras que la junta de vecinos N° 35 de Chanleo renovó su directiva y el suscrito profesor fue elegido secretario general de esta junta lo que fue muy beneficioso para la comunidad puesto que era el que redactaba y solicitaba lo que se acordaba en reuniones, así que con ese cargo estuve casi 18 años, delegando el cargo posteriormente a un vecino del lugar.

Más adelante se solicitó al municipio el edificio que funcionaba en la escuela esperanza ya cerrada, para trasladarla a Chanleo para que funcionara como la junta de vecinos que posteriormente se dejó habilitada para la tención de la ronda medica rural.

Con la visita del señor gobernador Roberto Parán y el alcalde antes mencionado Federico Rioseco García, se logró conseguir ampliación de comedor, cocina, baño y casa del profesor.

Posteriormente con un proyecto presentado por el alcalde la ilustre municipalidad de Angol Don Enrique Sanhueza a FONDEBER, salimos adjudicados para la construcción de un nuevo edificio para la atención de los estudiantes, con comedor, cocina y baño, con material sólido en su totalidad.

Se consiguió por el MOP a una empresa para que ensanchará el camino de Chanleo y de las treinta, logrando colocar áridos a un tramo de 20 kilómetros de las puertas de agua fría hasta la coleguas (limite con la reserva parque nacional de nahuelbuta), igual manera con el camino de las treinta, tramo de 7 kilómetros, hasta juntar con el camino principal de Vegas Blancas.

Mas adelante se logró la electrificación m quedando casi la totalidad de los habitantes de chanleo y sus alrededores con luz eléctrica que fue una mejora sustancial en la calidad de vida de los lugareños.

Y como ultimo logro se logró adjudicarnos el proyecto de un nuevo puente definitivo para chanleo (todo con material sólido).

Finalmente al llegar el momento de cerrar la escuela por falta de matrícula y teniendo conciencia de labor cumplida dentro de mis 20 años con todo lo mencionado con anterioridad en ese periodo, fui trasladado con ultimo lugar de trabaja a la escuela Juan Ferriere Caire de Vegas Blancas el 1° de marzo del 2010, en donde hasta la actualidad ejerzo como docente educativo por más de 11 años llegando a los 68 años de edad, a punto de jubilar.

Como último el 16 de octubre el años 2020, día del profesor, fui galardonado dando fin a toda mi trayectoria educativa de 45 años en ejercicio profesional al servicio de la comunidad rural angolina.