Inicio Noticias Categoría Misceláneas

“COSECHA DE LLUVIA”: EL INNOVADOR SISTEMA DE CAPTACIÓN DE PRECIPITACIONES QUE ASEGURA AGUA POTABLE A FAMILIAS DE COMUNIDADES RURALES DE LUMACO

admin el 20-09-2021, visto 138 veces 0
Article Image

Según la OMS para cubrir las necesidades básicas, una persona requiere al menos 50 litros de agua al día. Sin embargo, en muchas comunidades este ideal no es posible debido a la escasez o carencia de este elemento, que se ha agudizado debido al fenómenos del cambio climático.

Para buscar soluciones prácticas y fáciles de implementar, se creó el concurso internacional Softys Water Challenge, impulsado por Softys – filial de CMPC -, Fundación Amulén y el Centro de Innovación UC. Dicha iniciativa permitió recoger proyectos innovadores para dar respuesta a la escasez de agua en comunidades de Latinoamérica. Precisamente, la iniciativa mexicana de Isla Urbana, la ganadora del certamen, fue la que se instaló en los sectores rurales de Lumaco, en la Región de La Araucanía.

La iniciativa consiste en un sistema de captación de lluvia que se instala en los techos de las casas y escuelas de comunidades vulnerables. Su fin es brindar una fuente alternativa de agua potable en forma eficiente y sostenible. Es así como en la comuna de Lumaco, la iniciativa benefició a 40 familias y 4 sedes sociales, pertenecientes a 7 comunidades mapuche de los sectores Reñico y Quetrahue.

"Para nosotros, desde Isla Urbana, es muy emocionante observar cómo una tecnología que en un principio fue pensada para comunidades en Ciudad de México, ahora esté impactando positivamente a familias en zonas rurales de Chile. La problemática de falta de agua se presenta cada vez más a nivel global, sin embargo, las soluciones se deben aplicar de manera local considerando las características socio-ambientales de la comunidad, y en conjunto con la gente, concluir si la solución, en este caso la captación de lluvia, es una opción atractiva y viable", comenta el Director de Comunicaciones de Isla Urbana, Nabani Vera.

Fundación Amulén fue la encargada de realizar un levantamiento de la situación hídrica en las localidades de Reñico y Quetrahue en Lumaco, con el objetivo de identificar con mayor exactitud las fuentes de abastecimiento y necesidades respecto al agua en los habitantes del sector.

"Luego de un profundo análisis de la zona, buscando la mejor solución para los habitantes, se decidió avanzar con la instalación de sistemas de captación de agua lluvia de Isla Urbana: 17 en Reñico (13 viviendas y 4 centros sociales) y 27 en Quetrahue. Con esto, 40 familias del sector tendrán acceso a agua de calidad en sus casas, con lo cual ya no seguirán dependiendo de camiones aljibe para poder abastecerse", mencionó la directora de proyectos de Fundación Amulén, Antonia Rivera.

En tanto, Ignacio Lira, subgerente de Asuntos Corporativos CMPC, Zona Sur, junto con valorar esta innovadora solución, comentó que "todos sabemos que la escasez hídrica es un fenómeno mundial, acrecentado por el cambio climático. De tal manera que respaldar iniciativas como la de Softys va con nuestra línea de proyectos sociales, porque el acceso al agua genera cambios radicales en la calidad de vida de las familias y personas que residen en comunidades rurales".

Solución mexicana para el acceso al agua

"Chaac", en alusión al Dios maya de la lluvia, así bautizó Isla Urbana la innovación que obtuvo el primer lugar en el concurso Softys Water Challenge. De fácil manejo para el usuario, el kit Chaac se instala en los techos para captar primero la lluvia. El agua acumulada se canaliza a través de un sistema de tuberías, filtros y bombas, lo que permite separar las primeras aguas, filtrar hojas y sedimentos; además el modelo dosifica cloro, para terminar con un purificador que entrega agua de alta calidad.

Beneficios de la tecnología de captación de Isla Urbana

El agua de lluvia tiene una alta calidad físico-química y, en contexto rural, requiere poco tratamiento, con lo cual se puede utilizar para todas las necesidades del hogar, incluso el consumo.

La operación es sencilla, al igual que el mantenimiento, y requiere bajo o nulo consumo de energía.

Para la implementación del sistema se puede incorporar mano de obra y materiales locales.

En comunidades dispersas, es una solución eficiente, sustentable y representa una posibilidad de autonomía hídrica para las familias.

La captación de agua lluvia es una fuente de agua gratuita que permite entre 6 y 12 meses de abastecimiento continuo, dependiendo del nivel de precipitación de cada lugar.