Inicio Noticias Categoría Crónica

CRISIS DE SUPERMERCADO BIGGER DEJARÍA A CASI UN CENTENAR DE PERSONAS SIN TRABAJO

admin el 23-12-2015, visto 56 veces 0
Article Image

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Momentos de mucha angustia viven casi un centenar de trabajadores del supermercado Bigger de Angol, luego de que se trascendiera que la empresa, se encuentra inmersa en una crisis financiera que la mantiene al borde de la quiebra.

Según un documento emanado del Juzgado Civil de Santiago con fecha nueve de noviembre de este año, el abogado representante de Bigger SpA interpuso una solicitud de inicio del procedimiento concursal de reorganización, lo que generaría una crisis total en los trabajadores de la empresa pues perderían sus puestos de empleo.

Crisis

Así lo manifestó, Pedro Canales, presidente del sindicato de trabajadores del supermercado Bigger y de la Federación del Comercio de Angol, que aglomera a los sindicatos de cuatro supermercados de la comuna, Bigger, Unimarc, Único y Mayorista 10. “Lo peor en estos momentos para la gente que trabaja acá en el supermercado es el nerviosismo e incertidumbre de no saber cuál es su futuro laboral, desconociendo si esto sigue o no y cuando se podría declarar la quiebra. No hemos tenido conversaciones con la empresa, no hemos tenido un comunicado oficial, solo rumores y algunos documentos a los que hemos podido acceder a través de la página del Poder Judicial”, dijo.

También indicó que trabajan más de 85 personas y otras 30 en forma externa. "Nosotros incluso nos reunimos con la gobernadora Andrea Parra y la seremi del Trabajo Maite Núñez, a quienes se le hizo ver la gran preocupación de parte de los trabajadores ante esta situación y les solicitamos que pongan toda su atención a este proceso legal en el que se encuentra la empresa, con la finalidad que todo se apegue a la Ley y los trabajadores no sean los damnificados en esta historia”, sostuvo preocupado.

Incertidumbre

Tras la resolución del Tribunal para que la empresa efectuara la reorganización, también se le otorgó un plazo de 30 días hábiles, durante el cual gozó de protección financiera concursal, plazo que expiró el pasado miércoles, desconociéndose si se solicitó una prórroga de este ultimátum, la cual podría llegar hasta los 90 días.

Luego deberá fijarse la fecha en que deberá celebrarse la junta de acreedores, llamada a pronunciarse sobre la propuesta de reorganización presentada. 

Así finalmente interviene un veedor cuya función es propiciar los acuerdos entre la empresa deudora y sus acreedores.

(FOTO: Referencia)