Inicio Noticias Categoría Crónica

Bomberos de Angol: Onemi nos ha entregado bencina en mal estado y comida a punto de vencer

admin el 03-02-2015, visto 92 veces 0
Article Image

 

Angol.- Duras palabras tuvo para la Onemi y el gobierno el Superintendente de Bomberos, Hernán Torres, quien conversó con www.canaldenoticias.cl, donde nos señaló que el día sábado a las 16:00 horas nos reunimos con el Senador Quintana para hacerle sentir el malestar que existe en los cuerpos de Bomberos de Angol, Collipulli y Ercilla, por la falta de apoyo especial con respecto a lo que sucede con el conflicto mapuche, que no es un conflicto de las comunas, es un conflicto de estado y nosotros que nos encontramos insertos en estas comunas, estamos pagando las consecuencias de ello.

Según las estadísticas que tenemos del año pasado, de las 600 emergencias, no más de

100 tienen que ver con incendios estructurales, rescates vehiculares,  rescates subacuáticos y de personas, las otras 500 son producto de quemas de pastizales y relacionadas al conflicto mapuche, esto nos ha llevado a tener un deterioro importante en nuestro rodado (maquinaria) y obviamente en los implementos de seguridad de nuestros voluntarios, ya que nuestros uniformes al ser de tipo estructural no están hechos ayudar a combatir en el medio rural, agregó Torres.

Teníamos bastante claro que Jaime Quintana en su calidad de Senador nos puede ayudar en plantear nuestras problemáticas, pero no tiene el poder para entregar una solución inmediata a estos problemas, esperamos que se produzca una sensibilización con estas tres comunas y tengamos un trato especial y obtener mayores recursos para la para la mantención y reparación de nuestro material rodado y la implementación de nuestros voluntarios, ya que de por medio esta la vida y seguridad de ellos, acotó Torres.

Bomberos de Ercilla plantearon que ya basta de seguir siendo el patio trasero de bomberos, ellos son una ciudad pequeña y tienen 7 maquinas, pero solo una en servicio, puesto que todas las otras son maquinas de reasignación que vienen de los años 70 al 90, que se encontraban fuera de servicio en otras comunas y vienen acá a morir, Añadió Torres.

La Onemi es un organismo reactivo, no son preventivos, cuando ocurre una emergencia recién acuden con algún tipo de ayuda y cuando llegan a la emergencia, esta se encuentra prácticamente superada con nuestros propios medios, como anécdota el 5 de enero del 2014, cuando Angol se vio rodeado de fuego, recién después de estar combatiendo el fuego por 32 horas seguidas nos llevaron raciones de combate, pero los voluntarios ya se había ido a descansar, no acudieron durante las 32 horas que se estuvo trabajando, fue

 

nuestra propia comunidad a través de las redes sociales quienes sensibilizaron a nuestros ciudadanos y tuvimos una gran ayuda en hidratación y comida, criticó Torres.

Cuando nos entregan elementos, muchas veces están a punto de vencer, en lugar de provocarnos soluciones, nos provocan daño, imagínense que se nos entregó un combustible que fue traído en un camión que estaba contaminado, lo cual en lugar de solucionarnos el problema al reponer los combustibles, nos causo un perjuicio en las maquinas que llenamos con este combustible, en Ercilla habían cargado el combustible entregado en una maquina del año 2012, que es la camioneta de primera respuesta, que tiene un sistema de inyección common rail que es delicadísimo, por los 50 litros que se cargaron a esa camioneta, la reparación significará un par de millones de pesos, si nos van a entregar ayuda que sea a través de vales, para poder retirarlo en las bombas de combustible que están debidamente certificadas y limpias,  sentenció Torres.

Hoy en Angol nos encontramos con tres maquinas funcionando y una en caso de emergencias, nuestras maquinas están hechas para un trabajo en ciudad no para caminos rurales, donde no se puede ir con mucha precaución, ya que el tiempo de respuesta es vital y si se trata de un incendio estructural los primeros 15 minutos son vitales, de lo contrario llegamos a mirar palos quemados, concluyó Torres.-

 

 

Nota y Fotografías: Alfredo Cerna Edición: César Medina