Inicio Noticias Categoría Misceláneas

EN SECTOR LOS CONFINES POR FIN LOS VECINOS CUENTAN CON SU PLAZA PROPIA

admin el 21-06-2016, visto 53 veces 0
Article Image

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Acompañado de vecinos, autoridades comunales y provinciales, este sábado, el alcalde Angol, Obdulio Valdebenito, inauguró la Plaza Recreativa “La Esperanza”, ubicada en la población Los Confines. La obra permitirá a niños y adultos contar con espacios seguros para la práctica del deporte y la recreación.

La iniciativa que surgió de este grupo de vecinos, recibió todo el apoyo del municipio, consciente de que dar cabida a las inquietudes y necesidades de la comunidad, resulta vital en la construcción de una mejor comuna.

“Estamos felices por nosotros y por los niños, que necesitaban un espacio de recreación y para nosotras, las mujeres, las que podremos usar las máquinas para hacer deporte”, comentó la presidenta del Comité de Adelanto “La Esperanza”, Elida Aguilera.

APOYO MUNICIPAL

“Creo que los vecinos de este sector se merecen toda nuestra preocupación, sobre todo cuando inauguramos la recuperación de un espacio público y que se  transforma en una plaza de juegos, orientado fundamentalmente a los niños. (…) Cuando un ve que hay dirigentes y directivas que le exigen a la autoridad, uno también se exige para responderles. Esa es la gracia de esto, no quedarse simplemente con el anuncio de las necesidades y sueños de la población, sino que llevarlos a la realidad”, comentó tras la actividad el jefe comunal.

A la inauguración también asistieron el consejero regional, Enrique Neira; la presidenta del Comité de Adelanto “La Esperanza”, Elida Aguilera, además de los concejales Margaret Molina y Marco Orellana.

PLAZA RECREATIVA

El proyecto que fue presentado por el comité “La Esperanza” al Gobierno Regional, que aportó $7.900.000 a través del Fndr 2% de Seguridad Ciudadana, contó con todo el apoyo del municipio, a través del alcalde y de la Oficina de Seguridad Pública.

Las obras  consistieron en la reconstrucción la plaza ubicada al final de la calle Río Esperanza, que presentaba un deterioro importante, y a la que se le instalaron juegos infantiles y máquinas de ejercicio.