Inicio Noticias Categoría Educación

DOS PROFESORES DE LA REGIÓN DE LA ARAUCANÍA SON FINALISTAS DEL GLOBAL TEACHER PRIZE CHILE

Admin el 05-10-2016, visto 67 veces 0
Article Image

 

 

 

 

 

 

Los cinco finalistas serán postulados al Global Teacher Prize mundial, conocido como el Nobel de la Enseñanza.

El 13 de octubre se realizará una ceremonia en Santiago para reconocer a los 5 docentes finalistas y revelar el nombre del ganador nacional.

Elige Educar, institución organizadora del Global Teacher Prize Chile, dio a conocer los nombres de los cinco finalistas de este concurso y reconocimiento docente, y dos de ellos son profesores que educan en escuelas de la Región de la Araucanía. El jurado de expertos definió entre los finalistas a Eligio Salamanca, profesor de Enseñanza General Básica en la Escuela Quelhue, ubicada a 10 kilómetro de Pucón; y a Paola Linconao, profesora de Lenguaje y Comunicación en el Liceo Bicentenario de Temuco.

“Ambos maestros tienen historias increíbles. Sus estrategias pedagógicas con alto impacto en los aprendizajes y su pasión por educar a sus alumnos fueron fundamentales para estar en la recta final y ser parte de los docentes chilenos que postularán al galardón mundial”, destacó Hernán Hochschild, director ejecutivo de Elige Educar.

El Global Teacher Prize es una iniciativa mundial que Elige Educar desarrolla por primera vez en Chile, con el objetivo de reconocer a profesores que están haciendo una importante contribución a su profesión en nuestro país. En su primera versión nacional este premio convocó a todo el país a nominar a aquellos profesores que con su trabajo diario en las salas de clases abren oportunidades a todos sus alumnos, innovan en su trabajo y de esta forma marcan la diferencia. El resultado se tradujo en más de 7 mil profesores nominados en todo Chile, y en cinco grandes finalistas, entre los que destacan los dos docentes de la Araucanía.

Estos cinco grandes profesores serán postulados al Global Teacher Prize internacional –conocido como “el Nobel de la enseñanza”– un reconocimiento de la Varkey Foundation que desde el año 2014 premia con un millón de dólares a un profesor destacado entre postulantes provenientes de todo el mundo. Además, los cinco finalistas viajarán a Santiago para participar del gran evento de premiación que se realizará el jueves 13 de octubre en la capital, en cual se reconocerá a cada uno de estos docentes y se dará a conocer el nombre del gran ganador nacional.

“Todos mis alumnos son capaces de llegar a obtener un Premio Nobel”

Eligio Salamanca, profesor- director de Enseñanza General Básica en la Escuela Quelhue, Región de la Araucanía es uno de los dos finalistas que actualmente se desempeñan en la Araucanía.  Este profesor de 48 años no nació en Quelhue pero es como si fuese hijo de esta tierra. Su compromiso con la escuela rural, en la que ha desarrollado parte importante de su carrera docente, va más allá de lo profesional.

Este profesor de Educación Básica y director de su escuela enfrenta un desafío mayor: lograr que todos sus alumnos desarrollen el interés por aprender, objetivo que se vuelve aún más desafiante si se considera que debe trabajar con los niños de distintas edades y cursos en una misma sala de clases. Esto, porque Eligio es profesor de una escuela multigrado, realidad que conoce muy bien desde su infancia dado que estudió en una escuela de este tipo.

Eligio marca la diferencia a diario, él forma a sus alumnos para que todos puedan ser reconocidos algún día con un Premio Nobel. Y ¿cómo lo hace? Los educa aprovechando las ventajas del entorno. Por ejemplo, construyó un invernadero a través del cual enseña matemáticas -midiendo áreas y perímetros-, y en lenguaje y ciencias, invita a los jóvenes a anotar listados de plantas, investigar sus aportes nutritivos y propiedades, elaborar descripciones e informes, etc.

Su forma de educar se centra en enseñar a los niños a pensar activamente, dado que si piensan pasivamente, el pensamiento se centra en algo que ya existe. En cambio, si piensan activamente, pueden crear lo que no existe y pensar en cómo mejorar lo que existe.

Eligio además ha hecho un gran trabajo en la valoración de la cultura mapuche. Pese a no tener un origen mapuche, realiza un destacado trabajo con la integración de esta cultura en la escuela y la sala de clases, siendo reconocido por las propias autoridades mapuches como parte importante de la comunidad.

Eligio se la jugó por educar con pasión y por eso es hoy uno de los cinco finalistas del Global Teacher Prize Chile.

Impulsa a sus alumnos a conocer y reflexionar sobre la cultura mapuche

Paola Linconao, Profesora de Lenguaje y Comunicación en el Liceo Bicentenario de Temuco, es la otra representante de la región. Su amor por la docencia comenzó en su niñez. En sus juegos con muñecas a los 5 años, Paola Linconao (33 años) creaba historias donde una de ellas era profesora y educaba a las restantes muñecas. Esa ficción infantil hoy es una realidad que vive con pasión y excelencia en el Liceo Bicentenario de Temuco.

Paola Linconao, una docente mapuche orgullosa de su cultura, marca a diario la diferencia en la sala de clases. Luego de ser nominada al Global Teacher Prize Chile, decidió postular a este reconocimiento porque le gustaría llegar a los jóvenes que no se atreven a estudiar pedagogía y porque le interesa ser un ejemplo para las personas de su género y etnia; quiere que los estudiantes que se ven reflejados en ella por su origen mapuche, vean que es posible saltar la barrera del prejuicio y aportar a la construcción de los valores interculturales.

Paola es una gran promotora de los valores de la diversidad étnica. Todos los años su establecimiento celebra el We Tripantu. Además, destaca que no trabaja lo étnico desde lo pintoresco, sino que lo hace en profundidad con investigación. Por ejemplo, sus estudiantes de tercero y cuarto medio trabajan en jornadas de reflexión en las que abordan desde la historia mapuche hasta las razones del conflicto actual que vive la zona.

Paola ha buscado estrategias pedagógicas didácticas en el aula. La clave ha sido aplicar una metodología basada en realizar proyectos integrados, involucrando a varias asignaturas. Así, esta docente combina contenidos entre las asignaturas de filosofía, artes y música. A partir de una frase filosófica escogida por ellos, son capaces de capturar una imagen en el entorno que la interprete, luego crear una pintura a partir de ella y finalmente, con ella como inspiración, escribir un poema, que luego acompañan con una canción instrumental creada por ellos. Finalmente, toda esta cadena creativa es expuesta por los alumnos frente a los profesores de las distintas asignaturas involucradas, participando en comunidad del proceso de un proceso de  aprendizaje que, lejos de ser convencional, se convierte en toda una experiencia para sus alumnos.

Las estrategias de Paola han mostrado excelentes resultados. Una de sus primeras jefaturas fue de un curso considerado de bajo rendimiento o “malo” dentro del liceo. Pese a ello, Paola nunca los consideró como tal, todo lo contrario, para ella esos alumnos "eran los mejores". Esa mirada se vio reflejada rápidamente en no sólo en los resultados -esto porque el curso alcanzó ese mismo año el mejor promedio a nivel del liceo y un puntaje de 324 puntos en el SIMCE- sino también en la actitud de los estudiantes frente a su propio proceso educativo.

Paola se la jugó por educar sobre su cultura y por ir más allá de su asignatura; por eso es hoy una de los cinco finalistas del Global Teacher Prize Chile.