Inicio Noticias Categoría Crónica

CONFIRMAN CONDENA A CARABINEROS (R) POR TORTURAS Y MUERTE EN COMISARÍA DE ANGOL

admin el 19-10-2016, visto 62 veces 0
Article Image

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La Corte de Apelaciones de Temuco confirmó la sentencia que condenó a los carabineros en retiro Juan Antonio Villalobos Concha Pedro Segundo Calbío Calbún a la pena de 540 días de presidio menor en su grado mínimo, como encubridores del delito de aplicación de tormentos con resultado de muerte en contra de Sergio Navarro Mellado, perpetrado en la comuna de Angol, en febrero del año  1976.

En fallo unánime (rol 167-2016) la Segunda Sala del tribunal de alzada integrada por los ministros Julio César Grandón Castro, María Georgina Gutiérrez Aravena y el abogado (integrante) Claudio Bravo confirmaron en todos sus aspectos la sentencia del ministro en visita Álvaro Mesa Latorre.

El magistrado de primera instancia estableció que:

"La noche del día 1 de febrero de 1976 fue detenido por sospecha en la vía pública, Sergio Navarro Mellado,  junto a dos personas  y trasladados hasta la Primera Comisaría de Angol. En ese lugar fue ingresado  sin novedades en el libro de guardia y luego conducido a  una celda común junto a las otras personas que fueron aprehendidas por el personal policial.

"Alrededor de las 05:00 horas del día 2 de febrero de 1976, Navarro Mellado se quejaba de dolor estomacal, por lo que fue trasladado fuera  de su celda por un Carabinero de apellido Sepúlveda Campos,  que en ese momento se encontraba en sus labores de cuartelero de la Comisaría,  y llevado a un lugar desconocido. Lo anterior corroborado por  el testimonio de uno de los compañeros de celda de Navarro Mellado. 

"Que alrededor de las 07:55 horas del día 2 de febrero,  del año ya mencionado, en la misma Comisaría,  el  cabo 2°  de apellidos Salinas Carrasco, que se encontraba entrante de guardia, le comunicó al cabo 1° de apellidos Sepúlveda Perloz -  también entrante de guardia -  que uno de los detenidos estaba con molestias estomacales, por lo que Sepúlveda Perloz ordenó  traerlo a su presencia. Luego de que Navarro Mellado fuese interrogado por sus molestias y verificando el personal policial su precario estado de salud,  el cabo 1° Sepúlveda Perloz  ordenó dejarlo en libertad, sin dejar consignado su egreso en el respectivo libro de novedades de guardia a la hora correspondiente, esto es, 08:05 h. , sino que se registró  su salida a las 10:30 h. del mismo día,  indicando  el cabo 1° Sepúlveda Perloz, además, que Navarro Mellado era dejado en libertad sin presentar lesiones visibles.  La orden de egreso del detenido y la verificación de su estado de salud,  se realizó en  la guardia de ese recinto policial, estando presentes en ese momento   el sargento 2° Sandoval Sandoval,  que había estado de guardia en el turno anterior  y el Suboficial Mayor Pedro Calbío Calbún.

"Sergio Navarro Mellado fue ingresado al sector de urgencia del hospital de Angol, con  contusiones múltiples en su cabeza, muslo y tórax e intenso dolor abdominal, relatándole al médico de turno que sus problemas físicos se debían a una golpiza recibida por un funcionario de la Comisaría de Carabineros de Angol.  Por lo anterior y luego de ser hospitalizado en ese recinto asistencial,  el médico tratante se contactó telefónicamente con el capitán Juan Antonio Villalobos Concha, quien acudió al centro de salud de Angol, interrogando a Navarro Mellado sobre el origen de sus lesiones, contestándole éste que había sido golpeado por funcionarios de la unidad policial que estaba a su cargo. Esto último,   en presencia del médico que efectuó el aviso al capitán Villalobos.   Posteriormente y debido al delicado estado de salud en que se encontraba,  Navarro Mellado fue conducido hasta el Hospital Regional de  Temuco, donde manifestó la misma versión sobre el origen de sus lesiones, al  médico cirujano de Temuco, es decir, que había sido golpeado por personal de  la  Comisaria de Carabineros de Angol mientras se encontraba detenido". 

"Luego de asistir al Hospital de Angol y verificar  el estado de salud y la versión relatada  por Navarro Mellado, el Capitán Villalobos Concha, ordenó reunir al personal aprehensor y  de guardia que estuvieron esa noche contacto con el afectado,  manifestándoles el grave estado de salud en que se encontraba Navarro Mellado, informándoles, además, que debían esperar las consecuencias por lo ocurrido con el detenido. Lo anterior sólo fue informado a los funcionarios subalternos de la Comisaría, no dando cuenta a su superioridad de los hechos perpetrados en ese recinto policial". 

"Finalmente, luego de todas las maniobras destinadas a normalizar su estado de salud,  Sergio Navarro Mellado falleció en el  Hospital regional de Temuco, el día 3 de febrero de 1976, concluyendo el médico legista que  habría fallecido como consecuencia mediata pero directa de un traumatismo severo de la región abdominal" detalla el fallo.