Inicio Noticias Categoría Araucania

QUINTANA TRAS APROBACIÓN A LA IDEA DE LEGISLAR LA INTERRUPCIÓN DEL EMBARAZO EN TRES CAUSALES

admin el 26-01-2017, visto 74 veces 0
Article Image

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El parlamentario por La Araucanía destacó la aprobación a la idea legislar el proyecto que despenaliza la interrupción del embarazo en sus tres causales, sin embargo manifestó  que “decidir qué hacer con su vida y con un embarazo, es una decisión finalmente de las mujeres”.

Este miércoles en su segunda sesión, la Cámara del Senado aprobó la idea de legislar el proyecto de despenalización de la interrupción del embarazo en sus tres causales, (Peligro para la vida de la mujer, Inviabilidad letal de carácter fetal y Embarazo por violación)  dando paso a que la Cámara Alta revise la iniciativa en detalles, es decir, artículo por artículo.

El largo debate entre los parlamentarios concluyó con 20 votos a favor, 15 en contra y sólo 2 abstenciones.

Tras culminar la sesión, el senador y vicepresidente del Senado, Jaime Quintana, se mostró conforme con la votación en general del proyecto y manifestó que “las razones para aprobar la idea de legislar son más que jurídicas, tienen que ver con el ethos de la sociedad que queremos construir, con las libertades y con la confianza en las mujeres”, dijo el parlamentario por La Araucanía, agregando que “estoy seguro que después de esta aprobación, que espero ocurra el día de mañana, no haya ninguna duda, de que finalmente como ha ocurrido en otro momento de la historia, como el divorcio, que también se dijeron las mismas atrocidades que se dicen hoy día, quede demostrado que cuando la mujeres deben tomar decisiones, lo hacen de manera seria y muy responsable”.

Perdón a las mujeres

En el momento de su intervención, el senador Quintana primeramente comenzó pidiendo disculpas a todas las mujeres del país, señalando que “pido perdón a todas las mujeres, las que vieron este debate,  las que están en las tribunas, porque este es un debate que les corresponde a las mujeres, no a nosotros”, dijo el parlamentario, puntualizando en que “decidir qué hacer con su vida y con un embarazo, es una decisión finalmente de las mujeres, por eso pido disculpas”.

Embarazo por violación: la causal más discutida

El proyecto de ley, en segundo trámite constitucional, que regula la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo en tres causales, considera la posibilidad de abortar de manera legal sólo cuando se cumple con alguna de las causales, transformándose el más cuestionable por los legisladores, el embarazo por violación.

En ese sentido, el senador Jaime Quintana fue enfático en señalar que “sabemos que la hipótesis de violación es la que más duda produce en algunos colegas legisladores. Yo como representante de una zona con altas tasas de ruralidad, en donde existen altos números de embarazos adolescentes y muchas veces violencia física y sexual en contra las mujeres, incluso sobre las niñas, no puedo sino que empatizar y ponerme en el lugar de las víctimas, que son embarazadas contra su voluntad, por la vía del acceso carnal no consentido”.

Asimismo, el legislador comentó que a través de los medios de comunicación, “hemos conocido casos en los cuales madres que concibieron a sus hijos luego de una violación, han llevado sus embarazos a término y han criado a sus hijos, brindándoles toda clase de cuidados y respeto. Sin duda que son situaciones frente a las cuales cualquier ser humano sólo puede expresar su admiración, por el valor y la enorme humanidad que hay detrás de esa conducta”, dijo el senador Quintana, sin embargo dejó en claro que “éstos son casos excepcionales y precisamente por excepcionales, es que no pueden ni deben ser usados como el parámetro de la conducta esperada por el resto de la población”.

Finalmente Quintana, espera que la iniciativa, que busca despenalizar la interrupción del embarazo en caso de riesgo de vida de la madre, inviabilidad del feto y violación, sea aprobada prontamente tras la discusión en particular que se llevará en el mes de marzo.