Inicio Noticias Categoría Agricultura

El aporte local a la producción de biomasa y sus ventajas para la Región y el País

admin el 01-04-2015, visto 53 veces 0
Article Image

Angol.- El Gerente General del vivero Forestal y Agrícola Piedra del Águila, Mauricio Leonelli conversó con www.canaldenoticias.cl, donde nos contó de sus inicios en las plantaciones y las oportunidades de negocios que hoy brindan las plantaciones para la generación de etanol.

Me inicié muy joven en los negocios, en un principio estudié Ingeniería Forestal en la Universidad Austral de Chile en Valdivia, en aquellos años nuestra carrera estaba colapsada, habíamos  demasiados ingenieros forestales y poco campo laboral donde desenvolverse, por tal motivo me fui a trabajar a Austria como operador de maquinaria forestal, ese trabajo me permitió partir con una pequeña empresa de producción de plantas en la localidad de Capitán Pastene, donde pude producir en sus inicios cien mil plantas forestales, comencé a crecer hasta llegar a producir un millón de plantas. El año 2005 me trasladé a Angol, donde monté un vivero capaz de producir seis millones de plantas, en ese tiempo de trataba de plantas exóticas, como son el eucaliptus y el pino, que era lo que los agricultores demandaban principalmente, señaló Leonelli.-

Hoy el panorama es distinto, no existe el interés por plantar pino y eucaliptus, mientras que aumentó el interés por las plantas nativas, de nuestra producción de cuatro millones de plantas que tenemos, un  50% de ellas son nativas, un 25% son plantas pensadas para la generación de biomasa, rama donde hay tres especies que por sus atributos resaltan entre las demás, una de ellas es el álamo, el Miscanthus y la Paulownia. El Miscanthus y la paulownia son especies que trajimos con la Universidad de Concepción en un proyecto Fondef, donde nuestro vivero participó como empresa asociada, el Miscanthus es una especie que tiene mucho potencial para la producción de etanol, porque genera una gran cantidad de toneladas de biomasa por hectárea, resultando un rendimiento de etanol muy interesante, mientras que la paulownia tiene mucho potencial para la generación de madera, pues tiene ventaja sobre las especies tradicionales que se conocen en el país, es una especie que requiere menos agua en su proceso de crecimiento, además se puede cortar a muy temprana edad, obteniéndose madera de ellas ya a los 8 ó 10 años, manifestó.

Participamos nuevamente en un proyecto Fondef como empresa asociada con la Universidad Austral, donde aprendimos a enraizar plantas nativas, principalmente el Raulí, del cual este año estamos produciendo más de cuatrocientas mil plantas, además de contar con otras especies como: Coihue, Avellano, Roble, Araucarias, Lingue, Canelo entre otros. Además de algunas especies que se utilizan en la zona norte, que se utilizan como plantación de compensación por algunas mineras, como son el Algarrobo y Tamarugo, sumado a especies comunes de la zona magallánica como es el Lenga y Ñirre, sin mencionar todas las especies que comúnmente se encuentran en la IX y Decima región, como también en la zona central del país, añadió Leonelli.

Pequeña Empresa

Es difícil sobrevivir en un rubro como este, hace 5 años a diferencia de hoy, había incentivos para que se establecieran plantaciones, para sacar este proyecto adelante solo está el esfuerzo y el sacrificio que hemos colocado para producir y encontrar los consumidores de esas plantas. Hoy trabajan 14 personas en el vivero, mientras que en temporada alta podemos llegar a las 25 personas, indicó Leonelli.

 

Miscanthus

Este es un hibrido de dos variedades de Miscanthus (ver imagen), al ser hibrido produce semillas estériles, por tanto no hay peligro de que se propague de forma natural, además tiene un potencial de crecimiento superior a otras variedades, este hibrido se produjo de forma natural en India donde se cruzaron dos variedades de Miscanthus, la principal ventaja de este hibrido es que produce más etanol por hectárea que el maíz y otras especies vegetales, comparado con el maíz el Miscanthus es capaz de crecer en suelos marginales (abandonados), no requiere fertilización y necesita un menor riego, produciendo solamente un gasto al momento de su plantación, para entregar biomasa por 20 años, que puede ser utilizada para la alimentación de calderas en una planta generadora de electricidad y en un tiempo no muy lejano para la producción de etanol.-

Nota y Fotografías: Alfredo Cerna

Edición: César Medina