Inicio Noticias Categoría Misceláneas

GOBERNADOR PARTICIPA DEL LANZAMIENTO DE LAS VERANADAS PEHUENCHES 2019

admin el 24-01-2019, visto 57 veces 0
Article Image

En la comuna de Lonquimay Fundación Integra cuenta con cuatro establecimientos: Mallín del Treile, El Naranjito y Los Piñoncitos (que participan en las Veranadas Pehuenche) y José María Caro (ubicado en la zona urbana).

Hasta el sector de Pedregoso se trasladó el Gobernador de Malleco, Victor Manoli Nazal, para participar del Lanzamiento de las veranadas cuyo el objetivo de dar continuidad al proceso educativo que los niños y niñas del sector rural de la comuna de Lonquimay vivencian durante el año en el jardín Infantil, un grupo de educadoras y agentes educativas de Fundación Integra suben a la alta cordillera, entre enero y febrero, para dar vida a las Veranadas Pehuenche.

Se trata de un programa único en el país, que se desarrolla desde el año 1994 y que para este 2019 atiende a un total de 74 párvulos, provenientes de los jardines infantiles El Naranjito, Mallín del Treile y Los Piñoncitos. Este proceso se inició exitosamente el lunes 7 de enero, en el sector de Naranjo Alto. Tras la finalización de la primera semana del programa, la actividad se retoma cada dos semanas (se incluye calendario de las veranadas 2019).

En la ocasión el Gobernador señalo que "es vital contribuir a un chile más inclusivo y solidario, donde los niños estén primero. Es por esto que la labor que desarrolla Integra es fundamental para aportar en la continuidad de la educación de los niños que deben trasladarse a las veranadas, donde sus padres cuidan el ganado, el cual es su sustento. La entrega de las tías, el amor que se proyecta y el inmenso respeto por la cultura y tradición del pueblo pehuenche están reflejadas en cada actividad que aquí desarrollan."

Es importante señalar que anualmente las familias pehuenche se trasladan a las zonas cordilleranas durante la temporada de verano, con el objetivo de dar talaje a sus animales, recolectar piñones o nguilliu y leña, actividades tradicionales que les permiten asegurar el sustento familiar para hacer frente al invierno.

Las Veranadas consideran en su planificación experiencias que se desarrollan normalmente en el jardín Infantil (Programa Educativo y Alimentario), trasladándose a la montaña a sectores acordados con las familias, en los denominados Puntos de Encuentro, en el cual el personal de la institución se encuentra con los niños, niñas y sus familias para vivenciar experiencias de aprendizaje al aire libre en un contexto comunitario, considerando para ello la realidad sociocultural de la familia pehuenche.

La comuna de Lonquimay (alguna vez llamada Villa Portales) cubre una superficie de 3.953,79 km2., siendo la de mayor tamaño de la región.

La comuna cuenta con un centro poblado importante que según el Instituto Nacional de estadísticas alcanza la categoría de pueblo: Lonquimay. Cuenta además con dos puestos aduaneros: Icalma y Liucura. El primero para el control del Paso Lonquimay y el segundo para el Paso Pino Hachado. Otras localidades rurales de la comuna son Troyo, Ranquil, Contraco, Chilpaco, El Naranjo, Mitrauquén, Pedregoso, Pichipehuenco, Pehuenco, Marimenuco, Quinquen, Lolen, Sierra Nevada, Icalma, Ruañanco, Huallipulli y Liucura.

La actividad económica de la comuna se basa en tres actividades, de las cuales dos son principales: la producción pecuaria (bovinos, caprinos, ovinos y caballares) y la actividad maderera (producción de leña, metros ruma y madera aserrada). La tercera es el turismo, pero es una actividad de menor importancia; en la mayoría de las familias se presenta una economía de subsistencia.

Los pequeños agricultores pehuenche tienen varias particularidades: son grupos territorialmente distribuidos en comunidades, cuyos títulos están regularizados pero individualmente son propiedades de pequeña extensión denominadas invernadas.

Su producción de vacunos por familias es a pequeña escala, que se incrementa en la producción ovina y en particular caprina. Practican también en su actividad económica la trashumancia en verano a terrenos de varios comuneros Pehuenche como propiedad colectiva, no solo por razones económicas sino también culturales.